13 de octubre de 2010

TRAGICO Y MAGICO



Había algo de trágico y algo de mágico en aquel adiós. Podía ser adiós para siempre, Piero partía para la guerra.

María lo imaginó todo, la espera de sus cartas, ese amor que crecería a la distancia, ella con su vestido de domingo que hacía ver a los demás las fotos y las cartas. En su imaginación sería un dolor que te hiere dulcemente, la despedida, lás lágrimas que ya había empezado a derramar. Ver en una foto gastada a su héroe, con el uniforme, cuánto había cambiado, desde que había partido. Y cuantas medallas, cuantos honores recibiría si todo iba bien, qué lujo pasear en la plaza grande del brazo de un futuro general del ejército. Pero todo aquello tenía un precio, el miedo de pensar que tal vez el nunca volvería, y sin embargo, estaba allí. ¿Cómo? Si apenas había partido!

_ María! No iré a la guerra! Dijo Piero más feliz que nunca.

Ella le respondió con un cachetazo.



Publicado en el libro: "Supervivencia" Editorial Fergutson
Foto: Giovanni Fiorentini

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada