2 de noviembre de 2010

HALLOWEEN Y LOS MOUNSTRUOS DEL MAS ACA

 

El domingo se festejó, por así decir, la pagana festividad de Halloween. Importada aquí en Italia por un modelo consumista que ya no sabe que más inventarse para vender pelotudeces hechas en China, ganando el mil por mil sobre materia prima contaminante y trabajo de pobre gente mal pagada. Y aunque las vidrieras se llenan de mascaras y disfraces, por suerte no son muchos los que adhieren a la fiesta. Pasó así en Castignano, pueblito perdido en las colinas de Las Marcas, donde la fiesta no tuvo mucho éxito, y además de los cinco niños de nuestro grupo de amigos, había algún que otro esqueleto o bruja dando vueltas por ahí.

La ocasión valió la pena para estar junto a los amigos, sentarse en una casa vacía en el piso a comer pizza y ver como los pibes se inventan cualquier cosa para jugar prácticamente sin nada. Y como en todo es la imaginación la que cambia las cosas, a esta fiesta no le faltaron monstruos, zombis y vampiros chupa sangre, porque aunque lo veo muy poco, tuve la ocasión de cruzarme con mi vecino a quien por respeto llamaré “El Gran Señor”. Gente distinguida y llena de plata, a la que es mejor no encontrar. Preferible encontrar un zombi y entregarle enterito el cerebro, o un vampiro y ofrecerle sin miedo el cuello, ya que gente como “El Gran Señor” es capaz de sacarte hasta los calzones con tal de acumular más que todos, y no dudará en pedirte el voto con su mejor sonrisa, unos días antes de las elecciones. Podrido en plata como está, manda a los hijos a los cumpleaños de los otros sin un miserable regalo, y se inventa de todo junto a malas compañías con tal de hacerle pagar a otros la parte de gastos de condominio que le corresponde.

Gente como esta es el fiel reflejo de nuestra sociedad, nuestro gobierno, y las malas ideas que nos han vendido en TV, aunque el tema del gobierno lo dejo para Carnaval, porque el tema ya huele a Payaso...

Volviendo al "Gran Señor", todo por la calle todos lo saludan con gran respeto, porque es el dinero que manda en este mundo, pero yo el saludo a un chupasangre como ese se lo niego, y que vengan los zombis a pedirme el cerebro.


B.A.
Fotos: Gerardo Angiulli

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada